Gestión de crisis

Una crisis se puede definir como cualquier situación (no necesariamente bélica), coyuntural y perjudicial, de alteración significativa de la normalidad de la vida cotidiana de una determinada población, cuya resolución no es posible sin la utilización de medidas, medios o procedimientos extraordinarios.

Se entiende por “gestión de crisis” un sistema integrado por objetivos políticos, estratégicos, civiles y militares, así como de acciones y medidas, tendentes a eliminar la amenaza existente, mediante la paz, la protección de la población o el desarrollo institucional de la sociedad. Las operaciones de gestión de crisis son únicamente una de las modalidades con las que se puede prevenir o resolver una crisis, adicionales a la negociación, a las sanciones, etc.Misiones internacionales

La Unión Europea identifica seis sectores prioritarios en la gestión de crisis:

  • Policía.
  • Estado de Derecho.
  • Administración civil.
  • Protección civil.
  •  Misiones de observación.
  • Apoyo a los representantes especiales de la UE.

La Guardia Civil dispone de una compañía de Acción Exterior, CRAEX, con sede en Sevilla y dotada de los medios humanos y materiales necesarios y apropiadamente preparada para su envío urgente a aquellos escenarios en crisis donde se necesiten.

En segundo lugar, se resalta el compromiso adquirido inicialmente por 5 países europeos que disponen de fuerzas de policía con estatuto militar (Francia, España, Italia, Holanda y Portugal) para la creación de la GENDARMERIA EUROPEA, que se ubica en Vicenza (Italia). Dicha Gendarmería se dotaría de una fuerza de 3000 hombres para su empleo en escenarios de dificultad y/o conflicto.

El objetivo de esta Fuerza es llevar a cabo misiones policiales en el ámbito de las operaciones de gestión de crisis en el exterior, facilitando, entre otros aspectos, el traspaso de competencias a las autoridades civiles, todo ello con el fin de contribuir al desarrollo de la Política Europea de Seguridad y Defensa.

Por su doble naturaleza, militar y policial, la Fuerza de Gendarmería Europea puede llevar a cabo todo tipo de misiones durante las operaciones de gestión de crisis, participando en la fase militar de una crisis, actuando en la transición entre una operación militar y una civil y participando en misiones de prevención.

Grupos Rurales de Seguiridad EUROGENDFORLa Fuerza de Gendarmería Europea está en primer lugar al servicio de la Unión Europea, pero también puede ser puesta al servicio de otras organizaciones internacionales, como la ONU, la OTAN o la OSCE. El modelo a seguir para la creación de esta Fuerza es similar a otros ya existentes en Europa como pueden ser EUROFOR, EUROMARFOR o el Cuerpo de Ejército Europeo (EUROCUERPO).

La participación de la Guardia Civil en misiones de gestión de crisis es muy numerosa debido a que el carácter militar del Cuerpo, combinado con su función policial, hace de esta Institución un elemento idóneo para participar en todo tipo de misiones, sean estas de carácter militar o civil.

La Guardia Civil mantiene permanentemente en el exterior, en este tipo de misiones, una media de 300 hombres y mujeres. Hasta 2010 más de 5000 guardias civiles han participado en ellas.

Las misiones se enmarcan fundamentalmente en la cooperación con la UE, Naciones Unidas y OTAN. Estas pueden ser tanto de carácter civil, asistiendo como policías o asesores en materia de seguridad en aquellos países que tras una crisis o conflicto necesitan formar sus estructuras de seguridad, como de carácter militar, como policía militar o formadores de policías militares.

El primer paso para el desarrollo de un país que ha salido de un conflicto o crisis de cualquier índole, incluyendo los afectados por desastres naturales, es garantizar la paz y la seguridad interior. Con esta garantía, la actividad normal del país, comercio, educación, etc., puede retomarse y volver poco a poco a la normalidad. Por el contrario si en el país se instala el pillaje y la anarquía, lo más probable es que sucedan episodios violentos que den marcha atrás a los avances alcanzados.

Conscientes de esta situación, la Guardia Civil participa activamente en estas misiones fundamentalmente realizando tres tareas:

  • Policía militar: Esta labor la desarrolla normalmente dentro de contingentes de las FAS, apoyando a la seguridad de las bases, su orden interno, actuando como policía judicial y fiscal controlando la entrada y salida de mercancías.
  • Policía en sentido estricto: En países desestructurados, la Guardia Civil ha participado y participa ejerciendo de fuerza policial multinacional. Estas tareas se simultanean con labores de formación, de tal manera que poco a poco la policía del país pueda irse haciendo cargo de la seguridad.
  • Formación y asesoramiento: Son quizá las más comunes de las labores realizadas. Se inician en centros de formación y se continúan monitorizando la acción de la policía en la calle. Estas misiones garantizan que los conocimientos impartidos en centros de enseñanza se pongan en práctica, enseñando mediante el ejemplo y la tutoría y consiguiendo que las nuevas fuerzas de seguridad interioricen comportamientos de acuerdo con los derechos humanos y las buenas prácticas de los códigos deontológicos policiales.

 

vacio vacio
vacio
Enlaces