Noticia

imprimir
23/03/12

La Guardia Civil esclarece un homicidio por imprudencia en San Pedro del Pinatar (Murcia)

La investigación se inició por el fallecimiento accidental de un buceador profesional con un disparo de arpón en una piscifactoría acuícola

Han sido imputadas dos personas como presuntas autoras de los hechos que causaron el accidente

La investigación llevada a cabo y las pruebas periciales han permitido aclarar que el accidente no lo ocasionó la propia víctima, como pretendían hacer ver, sino sus acompañantes

La Guardia Civil esclarece un homicidio por imprudencia en San Pedro del Pinatar (Murcia)

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación “JAULA 23”, para esclarecer los hechos que motivaron el fallecimiento de un buceador por un disparo de arpón en San Pedro del Pinatar (Murcia) que ha culminado con dos personas imputadas como presuntos autores de delito de homicidio imprudente.

Las investigaciones se iniciaron en diciembre de 2010, tras tener conocimiento del fallecimiento del buceador cuando se disponía a realizar una inmersión para realizar una inspección de una jaula de una piscifactoría en un polígono de acuicultura de esta localidad.

Los servicios de emergencia 112 de la Región de Murcia solicitaron apoyo especializado de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, por un supuesto accidente laboral con resultado del fallecimiento de uno de los buceadores, que presentaba una incisión de arpón en la zona pectoral.

Las manifestaciones de los dos testigos presentes en el suceso indicaban, en primera instancia, que la muerte se había debido a causas accidentales cuando el propio buceador se colocaba el equipo de buceo, para iniciar la inmersión.

Las contradicciones existentes en la manifestación de los testigos, las evidencias encontradas en el interior del barco y en el equipo de buceo, además del carácter de las lesiones que presentaba el buceador fallecido, hicieron sospechar a los investigadores de la presunta comisión de un delito de homicidio imprudente.

Tras la toma de nuevas manifestaciones, reconstrucciones judiciales de los hechos en galerías de tiro y en alta mar, informes forenses y periciales de los departamentos de balística e infografía del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, los mismos otorgan un resultado fehaciente de que el fallecimiento se produjo por un disparo de arpón realizado a cierta distancia y en el interior del agua, presumiblemente fortuito, por uno de sus compañeros.

Tras el análisis de los resultados obtenidos en las pruebas periciales se procedió a imputar a dos personas por la presunta comisión de un delito de homicidio imprudente en un hecho que en un principio quedaba catalogado como accidente laboral. 

Imputados:

  • I.H.V.; español, 58 de años  vecino de San Pedro del Pinatar.
  • J.F.M.N.; español, 37 de años, vecino de Murcia. 

Efectos intervenidos: 

Ha sido intervenido un fusil de pesca submarina, equipo de buceo y ordenadores de buceo relacionados con la investigación.

La  instrucción de diligencias corre a cargo del Juzgado de Instrucción número 6 de los de  San Javier (Murcia).

Para más información sobre la operación pueden ponerse en contacto con la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia de la Guardia Civil de Murcia, teléfono 968 23 45 65, ext. 314.

Existen imágenes a disposición de los medios que lo soliciten en el Gabinete de Prensa de la Guardia Civil, teléfono 91 514 60 10.

Existen fotografías en la página web http://www.guardiacivil.es.
 

separador

Imágenes de la noticia

La Guardia Civil esclarece un homicidio por imprudencia en San Pedro del Pinatar (Murcia)
Noticias relacionadas