Noticia

imprimir
25/11/13

La Guardia Civil detiene en una macro operación a 68 personas y se incauta de 214 vehículos de alta gama robados en 16 países del espacio Schengen

La “operación Plafón”, que comenzó en enero de este año, se ha desplegado por 50 provincias españolas.

Los detenidos están acusados de estafa, receptación o apropiación indebida.

En esta investigación han trabajado conjuntamente la Subdirección General de Sistemas de Información y Comunicaciones para la Seguridad (SGSICS) de la Secretaría de Estado de Seguridad y el Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El exhaustivo análisis de diferentes bases de datos reveló que 949 vehículos podrían estar circulando legalmente por las carreteras españolas pese a figurar como sustraídos en otros países.

La operación pone fin a las actividades delictivas que, individualmente, realizaban los detenidos para vender y comprar vehículos robados de alta gama por debajo del precio de mercado.

La Guardia Civil detiene en una macro operación a 68 personas y se incauta de 214 vehículos de alta gama robados en 16 países del espacio Schengen

 Agentes del Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han desarrollado una amplia operación en la que han detenido a 68 personas y se han incautado de 214 vehículos, la mayoría de ellos de alta gama, que habían sido robados en 16 países del espacio Schengen. 

 
Los detenidos están acusados de estafa, receptación o apropiación indebida. Entre ellos se encuentran personas que habían comprado los vehículos sustraídos y otras que actuaron como mediadores en la comercialización de los mismos. 
 
Denominada “Plafón”, esta operación, que se ha desplegado en 50 provincias españolas, ha sido el resultado de una intensa investigación en la que ha intervenido de manera muy activa la Subdirección General de Sistemas de Información y Comunicaciones para la Seguridad (SGSICS) de la Secretaría de Estado de Seguridad. 
 
Las investigaciones arrancaron el pasado enero. En esa fecha, la Subdirección General de Sistemas de Información y Comunicaciones para la Seguridad tuvo conocimiento de la posibilidad de que estuvieran circulando por las carreteras españolas vehículos que habían sido robados fuera de nuestra frontera. Ante esos indicios, la SGSIC puso en marcha un exhaustivo análisis de diversas bases de datos policiales y los resultados obtenidos los comparó con los  recogidos en las bases de datos de la Dirección General de Tráfico. Estas indagaciones dieron como resultado la existencia de 949 vehículos que podrían estar circulando legalmente pese a figurar como sustraídos en España y en otros países del espacio Schengen.
 
Ante estos datos, la Secretaria de Estado de Seguridad ordenó a la Agrupación de Tráfico la apertura del correspondiente dispositivo policial. En los primeros pasos de la “Operación Plafón”, el Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil abrió un estudio minucioso de los 949 vehículos en dos fases. 
 
En la primera procedió al análisis y búsqueda de pruebas, y para ello cruzó datos para descartar posibles errores. Asimismo, recabó, por medio de SIRENE-España, información en los 16 países de donde procedían los vehículos, al tiempo que realizó un seguimiento sobre los pasos de cada uno de ellos a través de las Jefaturas Provinciales de Tráfico, Delegaciones de Hacienda, ITVs y entidades privadas.
 
Una vez analizada la abundante información recabada, la segunda fase de la operación Plafón” consistió en la localización e intervención de vehículos y en la detención de los posibles autores de los hechos delictivos. En este dispositivo han intervenido coordinadamente las unidades GIAT y de Policía Judicial en 50 provincias.
 

Modus operandi

 
De esta forma, los investigadores descubrieron que los autores de estos hechos no eran miembros de una red ni pertenecían a grupos organizados, sino personas que individualmente se dedicaban a la comisión de prácticas delictivas. El “modus operandi” consistía en trasladar a España vehículos de alta gama sustraídos en diferentes países del espacio Schengen para venderlos a un precio bastante inferior al del mercado. Una vez en nuestro país, sus compradores, con la documentación facilitada por los vendedores –en algunos casos falsa y en otro no-, se dirigían a las dependencias de Tráfico para volver a matricularlos. Se da la circunstancia de que algunas de las personas que compraron los vehículos ignoraban que procedían de robos, sin embargo otras sabían de su origen ilícito.   
  
En los ocho meses que ha durado la investigación se han analizado 949 vehículos que figuran como sustraídos en Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumania y Suecia. También se han analizado más de 600 expedientes de matriculación en 50 provincias y se ha tomado testimonio a 728 personas. A ello hay que sumar las 68 detenciones y la puesta a disposición judicial de 214 vehículos.
 
La “Operación Plafón” ha abierto nuevas vías de análisis e investigación en este campo, que podrían desembocar en futuras actuaciones policiales.
 

separador

Imágenes de la noticia

La Guardia Civil detiene en una macro operación a 68 personas y se incauta de 214 vehículos de alta gama robados en 16 países del espacio Schengen
Noticias relacionadas