Armas inutilizadas

A continuación se ofrece la información relacionada con las armas inutilizadas.

vacio separador

Armas inutilizadas

Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 108 del Reglamento de Armas (Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, modificado por el Real Decreto 976/2011, de 8 de julio, BOE 163/2011), se considera inutilizada un arma en los siguientes casos: 

  • Armas largas con dispositivo de bloqueo de cierre mediante cerrojo o bloque de cierre, de repetición , semiautomáticas o automáticas, cuando tengan 3 taladros en el cañón, de diámetro no inferior al calibre del arma y distanciados entre sí 5 centímetros, debiendo estar uno de ellos en la recámara. 
  • Armas largas basculantes cuando tengan 3 taladros en cada cañón, de diámetro no inferior al calibre y distanciados entre centros 5 centímetros, uno de ellos afectando a la recámara. En el caso de las escopetas los taladros serán como mínimo de 8 milímetros de diámetro. 
  • Pistolas cuando tengan en el cañón un fresado longitudinal a partir del plano de culata, de una anchura igual o superior al 75% del calibre del arma y de una longitud como mínimo del 30% de la del cañón.
  • Revólveres cuando tengan un fresado en el cañón de forma similar a las pistolas. El tambor debe tener las paredes de separación de las recámaras cortadas por lo menos en un 75% de su longitud.
  • Armas de bloqueo por inercia cuando tengan el cañón fresado a partir del plano de culata en un 30% de su longitud como mínimo, con una anchura igual o superior al 75% del calibre del arma. 
  • Armas de avancarga cuando tengan en el cañón 3 taladros de diámetro del calibre como mínimo, distanciados 5 centímetros entre centros, uno de ellos afectando al culatín de cierre.

>Subir

separador

Con arreglo a lo dispuesto en el Reglamento de Ejecución (UE) 2015/2403 de la Comisión de 15 de diciembre de 2015, por el que se establecen orientaciones comunes sobre las normas y técnicas de inutilización de las armas de fuego para garantizar que las armas de fuego inutilizadas lo sean irreversiblemente, el anexo I establece  las especificaciones técnicas para la inutilización de armas de fuego. Pinche aquí para descargar el Anexo I (PDF)

separador

Posesión de las armas inutilizadas

Las armas inutilizadas a que se refiere el primer apartado de esta página se podrán poseer sin limitación de número, en el propio domicilio, acompañadas del correspondiente certificado

En el caso de que el arma inutilizada cambiase de titular, el adquirente deberá comunicar dicha circunstancia y remitir el certificado a la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil correspondiente a su domicilio, al objeto de que ésta anote dicho cambio.

>Subir

separador

Certificados de inutilización

La inutilización de un arma de fuego, excepto la de las armas de guerra o las de dotación de las Fuerzas Armadas, Cuerpo Nacional de Policía y Cuerpo de la Guardia Civil, deberá contar con la aprobación previa de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil o,  en su caso, con la de la División de Personal del Cuerpo Nacional de Policía o Intervención del Ejército correspondiente. 

La inutilización se llevará a cabo por el personal cualificado perteneciente a: 

  • Un Banco Oficial de Pruebas
  • Servicios de Armamento
  • Centros del Ministerio de Defensa
  • Armero autorizado.

El Banco Oficial de Pruebas procederá a punzonar en el arma el cuño de inutilización, consistente en una “I” mayúscula enmarcada en un círculo, junto con el cuño propio indicativo del banco de pruebas.

Igualmente el banco oficial de pruebas emitirá un certificado de inutilización con los datos del arma y del propietario, el cual se remitirá junto con el arma a la Intervención de Armas de la Guardia Civil para su entrega al interesado, y otra copia del certificado se remitirá al Servicio del Cuerpo Nacional de Policía o Intervención del Ejército que, en su caso, aprobó la inutilización.

 

>Subir

separador

Control de las armas inutilizadas

Las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil podrán requerir a los poseedores de armas inutilizadas su presentación, al objeto de realizar las comprobaciones que consideren oportunas.

 

>Subir

vacio